¿Alguna vez te has preguntado por qué algunas personas aparentan más edad de la que tienen y otras por el contrario parecen que no pasan los años?

¿Alguna vez te has preguntado por qué algunas personas aparentan más edad de la que tienen y otras por el contrario parecen que no pasan los años?

Es muy probable que sea consecuencia del fotoenvejecimiento; es decir; el envejecimiento prematuro de la piel provocado por la exposición a los rayos solares.

¿Qué causas y efectos tiene el fotoenvejecimiento?

Debemos tener en cuenta que el envejecimiento cutáneo es un proceso natural e inevitable, a través del cual disminuye la producción de colágeno y elastina lo que provoca una pérdida de elasticidad en la piel con el paso del tiempo.

Pero no solo el paso del tiempo afecta a nuestra piel, existen otros factores externos que son determinantes y están relacionados con nuestro estilo de vida, como puede ser la dieta, el estrés, la falta de sueño o, sobre todo la exposición al sol. De hecho, esta exposición a la radiación ultravioleta provoca hasta un 80% de los signos visibles del envejecimiento cutáneo. Por tanto, el fotoenvejecimiento está detrás de la mayoría de las arrugas y manchas que presenta la piel.

Claves para prevenir el fotoenvejecimiento.

Está claro que el mejor tratamiento es la prevención y para ello tenemos a nuestro alcance pautas muy sencillas para cuidarnos y lucir una piel  con aspecto saludable.

 ¡Toma nota!!!

–          Limpia la piel, minuciosamente mañana y noche, es la base para obtener los resultados que perseguimos.

La piel durante el día segrega grasa que se adhiere a la superficie, además del maquillaje, la polución y la suciedad, asfixiándose e impidiendo que se regenere. Si no la limpias bien y a diario, lo que puede pasar es que aceleres el proceso de envejecimiento, además de otras alteraciones como puede ser acné u otras enfermedades cutáneas.

–          Hidrata la piel en profundidad

Nuestro cuerpo se compone, aproximadamente, de un 90% de agua, la cual perdemos constantemente en el día a día.

Cuando la piel está deshidratada, no solo pierde luminosidad, sino que se acelera el proceso de fotoenvejecimiento, ya que disminuye su elasticidad y se reduce el proceso de renovación celular. Por tanto, una buena hidratación tiene un efecto escudo frente a los agentes externos.

–          Protege la piel del sol y la polución.

El mejor escudo contra los rayos ultravioleta del sol es la fotoprotección.  Es muy importante aplicarse un protector solar a diario en las zonas del cuerpo que vayan a estar expuestas. Debemos usarla durante todo el año sin olvidar renovarla cada 2 horas.

–          Repara el estrés oxidativo.

La falta de sueño o el estrés acumulativo del día a día provocan daños visibles en nuestro tejido. Para frenar esta acción debemos incorporar a nuestra rutina de mañana y noche cosméticos que ayuden a reparar los daños provocados por los radicales libres y que refuercen las estructuras de colágeno y elastina.

Los serum son la mejor opción ya que la mayoría contienen ingredientes antioxidantes. 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.